Nadie puede enseñarte a parir
Si no conoces nuestro Programa de Embarazo y Posparto te invitamos a darte una vuelta por nuestra web para descubrirlo.

Pero verdaderamente, ¿es nuestro Programa una preparación al parto, a la maternidad o al nacimiento? ROTUNDAMENTE NO.

Los procesos de parto y nacimiento son funciones fisiológicas, es decir, relativas al funcionamiento biológico de los seres vivos. Cuando un proceso
corporal es fisiológico, simplemente se da. Sin más…

Ninguna mujer necesita aprender a parir de la misma manera que no necesitamos aprender a menstruar o respirar.

Las mujeres tenemos capacidad para parir.

Los bebés tienen capacidad para nacer.

Nadie puede enseñarnos… 

Pero en ocasiones vivimos durante tanto tiempo alejados de la verdadera fisiología de los procesos vitales, que perdemos la capacidad de conectar con nuestra sabiduría corporal.

Poco a poco nuestra pelvis ha ido perdiendo movilidad, nuestro diafragma ha perdido amplitud, nuestras caderas pasan más tiempo sentadas que en marcha y nuestra vida se va aquietando por momentos. En este punto toda la fisiología corporal se ve interferida.

Nuestro cuerpo y todos sus procesos corporales están diseñados para el movimiento.

Sin movimiento el cuerpo pierde su capacidad y nosotras perdemos la confianza en el cuerpo. Sin confianza en el cuerpo, la autoestima se bloquea y el miedo se apodera de nosotras.

MIEDO, FALTA DE CONFIANZA Y QUIETUD… Los grandes enemigos del parto, del nacimiento y de la vida en general. Mantenernos en esos patrones nos limita completamente. Estos patrones se retroalimentan entre ellos, entrando en bucle, de forma que uno lleva al siguiente y lo hace más grande. 

Nuestro Programa NO es un curso de preparación al parto, es un programa de reprogramación.

INFORMACIÓN Y MOVIMIENTO es lo único que necesitas para parir y para vivir… Estos dos recursos te sacarán de esa espiral de quietud, miedo y falta de confianza.

Las mujeres en general vivimos ajenas a nuestra zona pélvica y genital, pero es precisamente ahí, en esas dos zonas donde se gesta y se abre paso la vida, tanto la de nuestros bebés, como la nuestra propia.
Nuestros objetivos en el trabajo con las mujeres (embarazadas o no) es que conecten con el movimiento y que tengan toda la información que pueda resultarle útil para sentir su pelvis libre.

 

No queremos enseñarte a parir…

  • Queremos ayudarte a conocerte, a conectar con tu pelvis, con
    su volumen, con su movimiento…
  • Queremos contarte que el miedo intenso paraliza, bloquea,
    desconectándonos de nuestras verdaderas capacidades…
  • Queremos que aprendas a reconocer tus músculos, los que nos
    permiten respirar, los que nos sostienen, los que nos dan
    sujeción y estabilidad…
  • Queremos que conectes de nuevo con la confianza en tu
    cuerpo, sintiéndolo, conociendo que sus límites están más allá de
    lo que piensa tu mente…
  • Queremos que integres que el movimiento nos hace libres, pero
    la información nos hace más libres todavía…

Y estos no son sólo recursos para el parto… Son recursos para el resto de tu vida.