Formación en Pedagogía Vivencial

En Maharloka somos conscientes del gran esfuerzo que realizan familias y maestros día a día con los más pequeños, el gran trabajo que supone dedicarse a la docencia y a la crianza, y es obvio que necesitamos dar un impulso a la educación pública para contrarrestar los ataques que sufre.

Una de las formas que promovemos son las formaciones en Pedagogías Activas y Vivenciales. Tanto profesionales como familias están empezando a demandar un cambio en los métodos educativos, y estos nuevos/viejos métodos están demostrando una gran validez en nuestros tiempos.

Curso de pedagogía vivencial en Parla

En esta ocasión os hacemos llegar una propuesta de formación en Pedagogía Activa. Se compone de un ciclo de talleres vivenciales para todo aquel interesado en acompañar emocionalmente a los niños.

La base de la propuesta es la educación emocional, respetuosa, el acompañar procesos en lugar de dirigirlos, facilitar la experimentación y despertar la curiosidad.

Una pedagogía que valora la espontaneidad, la imaginación y la creatividad.

Programa completo:

Bloque I:

  • El llanto del niño. Qué me genera.
  • Importancia de respetar el ritmo del niño y el nuestro propio.
  • El proceso de la lecto-escritura ¿lo acompaño o lo dirijo?

Bloque II:

  • El espacio del niño y el nuestro propio ¿cómo respetarlo?
  • Compartir, ¿Cuándo y cómo?
  • Normas, límites, limitaciones.
  • Premios, castigos y elogios ¿cómo afectan al niño?

Bloque III:

  • Importancia de la psicomotricidad relacional o vivencial en la etapa de Educación Infantil.
  • Conflictos. ¿Dónde nos posicionamos lo adultos ante un conflicto infantil?
  • Los Reflejos primitivos y su relación con el fracaso escolar.

El curso se imparte en tres sesiones,

en horario de 17 a 20:30 h.

los viernes 10, 17 y 24 de Febrero.

El precio del curso completo son 150€.
Más información y forma de pago en info@maharloka.es

Beatriz Sánchez Garzón es nuestra formadora.

Diplomada en Trabajo Social y Terapeuta Psicomotriz. Además de su trabajo como psicomotricista, es acompañante infantil en una escuela alternativa. Imparte talleres de orientación a padres sobre crianza respetuosa y a educadores infantiles sobre resolución de conflictos en el aula.

Desde siempre he sentido la necesidad de trabajar con los niños, tal vez para contagiarme de su energía, espontaneidad y vitalidad o para no olvidarme nunca de la sensación que produce descubrir el mundo por primera vez.

Al principio pensé en los más desfavorecidos, aquellos cuyas circunstancias les hace tener un camino más difícil, por eso empecé estudiando Trabajo Social, pero poco a poco la vida me ha ido colocando en distintos lugares, sin perder nunca el rumbo de los niños y todo lo que les rodea (familia, escuela, relaciones entre iguales, etc.).

En mi búsqueda personal y profesional tuve la suerte de vivir una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida cuando me ofrecí voluntaria a colaborar en un proyecto como terapeuta psicomotriz con niños etíopes, de los cuáles algunos iban a ser adoptados por familias españolas. Y fue allí, en África, donde sentí realmente el origen de la vida, esa fina línea que separa lo importante de lo superfluo, y pude descubrir en profundidad la importancia de los vínculos afectivos para tener un desarrollo tanto físico como emocional basado en el equilibrio y el bienestar personal.

Y después nacieron mis hijas, y la maternidad me abrió otra nueva perspectiva y decidí empezar a trabajar también de manera más directa con los padres, tratando de comunicar la importancia de establecer y en algunos casos restablecer unos vínculos afectivos cálidos y seguros con sus hijos.

Bea